miércoles, septiembre 12, 2007

Detrás de algunos hombres...


El dueño del Korova, Dave Manilow, estaba harto de repetírmelo: detrás de cualquier tipo del Korova sólo puedes encontrar la ausencia de una gran mujer. Como a toda verdad irrebatible, siempre intenté ponerle estorbos, pero Dave sabía encontrar ejemplos.

Uno muy claro es el de Lorraine, y también el de Linda Mantovano. Sean Pallister se casó con ella tan rápido, nada más verla, que aquello estaba casi tipificado en el código de circulación. Esa mujer era de buena familia, acostumbrada al tipo de vida que el pobre Sean sólo le podría ofrecer por la tele algunas noches. La recuerdo en la barra del Korova como aquella pizpireta chica que tenía por mayor preocupación de su vida, combinar sus malditos ojos azules con la aceituna del martini. Y lo hacía con facilidad, tanta como con la que canjeó a Sean por el segunda base suplente de los Red Sox.

El caso de John Black fue extraño. Él era un bebedor empedernido, de los que se toma hasta el pulso, y cuando su mujer le ayudó a cambiar el Bourbon por el zumo de arándanos casi le costó una demanda de la marca Jack Daniels. Cuando Johny comenzó a jugar y a pasar las noches abrazado al póker, Megan le llevó de nuevo por el buen camino. Incluso cuando una jovencita mejicana le sedujo y le dejó conviviendo con una familia completa de ladillas, Megan quiso perdonarle. Pero poco tiempo después, cuando Johny parecía candidato al esposo ideal, ella le dejó. “Tu vida se ha vuelto demasiado monótona. Previsible” le espetó una noche.

Pero de todos los casos de esposas, siempre me intrigó el de la cuñada de Dave, Cora Gerson. Conocí aquella mujer en el 35, cuando se casó con Pit Manilow y al poco tiempo llevaban treinta y siete años casados. Pero la imagen de aquella mujer se deterioró de una forma increíble. Su aspecto era tan descuidado que cuando Dave la tuvo trabajando en el Korova aquello resintió el negocio. Daba la impresión de que cuando entraba a los urinarios no los limpiaba, se los bebía. ¡Dios santo, muchacho!, su apariencia era tan desagradable que sus tres primeros ginecólogos acabaron dejando la profesión. Pero Cora Gerson también abandonó al pobre Pit. La noche en que volvió al Korova, hundido y sin rumbo, crucé unas palabras con él, le pregunté porque motivo le había dejado. Pit me miró casi sin reconocerme, y con lágrimas en los ojos me confesó “Pike, he pasado muchas cosas con Cora. Me ha perdonado muchas estupideces. Pero, muchacho, me dijo que una mujer como ella lo único que no admite, lo único que nunca me podría perdonar, son los celos”.


_ El otro día estaba leyendo un libro...
_ ¡Leyendo un libro!
_ Sí, era sobre la civilización o algo así, un libro estúpido. ¿Se imagina que el libro dice que las máquinas van a sustituir a todos los profesionales?
_ ¡Oh, querida! Eso es algo por lo que nunca tendrás que preocuparte.

Kitty Packard (Jean Harlow) y Carlotta Vance (Marie Dressler) · Cena a las ocho

11 Comentarios:

At 16 septiembre, 2007 16:44, Blogger Auggie Wren dijo...

"Rasca la piel de un escéptico y hallarás los nervios doloridos de un sentimental".

P.S: Ya tenía ganas de leer una nueva historia del Korova, pero veo que la espera ha merecido la pena.

 
At 16 septiembre, 2007 16:46, Blogger Auggie Wren dijo...

Por cierto, muy buena la foto. Supongo que lo sabrás, pero es la que se usó para la portada española de "Clandestino", la novela de James Ellroy. Otro tipo al que te podrías encontrar perfectamente una noche acodado en la barra del Korova.

 
At 16 septiembre, 2007 20:55, Blogger Pike Bishop dijo...

O en ese turbio ambiente de Los Ángeles de los años veinte. Muy cierto.

 
At 26 septiembre, 2007 14:40, Blogger Javier Menéndez Llamazares dijo...

¡Dios mío, un libro!
¡Y encima lo leen!
Claro, empezando así, no me extraña que les acabaran sustituyendo por máquinas.
Con lo fácil que se hubiera arreglado esto, con dos disparos a tiempo...

 
At 01 octubre, 2007 20:43, Blogger Auggie Wren dijo...

Señor Bishop, Señor Gittes, les acabo de enlazar sin su permiso. Si tienen algún problema, pueden pasar a fumar un pitillo por el estanco y luego nos vamos todos a tomar unas copas al Korova.

 
At 09 octubre, 2007 20:50, Anonymous Swift Savage dijo...

Me ha gustado mucho su blog. Felicitaciones. Los he puesto en mi blogroll.

 
At 11 octubre, 2007 03:38, Blogger Dharma dijo...

Paso a saludar con poquito tiempo pero ya me pondré al día.

Pórtese mal.

 
At 20 octubre, 2007 21:07, Blogger lunanueva dijo...

Como siempre, he disfrutado mucho el paseo por acá. Toda esa ironía tan bien usada, que en vez de hacer los textos más ácidos los hace más jugosos...
Un placer, realmente. Gracias por seguir publicando.

 
At 21 octubre, 2007 13:36, Blogger Truman Cipote dijo...

Este es el lugar más serio que me he encontrado en toda la blogosfera.

www.realismosucio.com
Saludos de un escritor cínico.

 
At 05 noviembre, 2007 14:52, Blogger El Vizconde Valmont dijo...

Ernie Loquasto le manda saludos. Si pudiera encontrarle me sentiría como el aprendiz de pistolero, que se topa con la leyenda y no sabe si batirse o invitarle a un whisky en el garito de Maggie y sus chicas. Usted es el maestro.

 
At 05 diciembre, 2007 19:59, Blogger Francisco Ortiz dijo...

Hay mujeres que hacen más grandes a su pareja, mujeres que la empequeñecen y mujeres que la devoran. O algo así, ¿no?

 

Publicar un comentario

<< Home