martes, abril 22, 2008

St. Valentine’s Day Massacre


…Albert
Las casi 9 millas desde Clark Street hasta Damen Avenue me bastarían para esterilizar cualquier pecado, pero aún así no puedo evitar buscar en el espejo algún reflejo de resentimiento. Sospecho que la culpa es invisible y sólo se manifiesta presionando el pecho como el recuerdo de un abrazo sincero, aunque lo más probable es que lo único que aprieta sea el maldito uniforme de policía que consiguió Scalesi.
He de parar. Pienso que es sólo un trabajo. Sucio y desagradecido. Pero sé que soy el idóneo para llevarlo a cabo. Porque pese al consciente sadismo de la prensa sensacionalista, la muerte, aún viajando en Cadillac, tiene el lirismo de un paño de cocina y hace tiempo que no trata de usted. A quemarropa la sangre vuela sin paracaídas y el armónico milagro de la vida se desparrama caóticamente en las paredes. Acabo de comprobarlo.
Hace frío en el club. Tanto que Lew sólo arranca toses en re sostenido al viejo piano. Respiro profundamente el gélido aire del Korova y al fin lo veo. Es un pequeño dibujo informe en el cuello de la camisa. Ahora lo sé. Los remordimientos son de color rojo y desaparecerán con 2 dólares en tintorería.

…James
El día a día no tiene señales de peligro. Sólo son recuerdos postizos, bisutería barata con la que tu cerebro adorna la memoria al cabo de un tiempo. Epítetos de medio de pelo que hacen de reglas nemotécnicas para el anecdotario.
Esta mañana el estómago madrugó media hora más que el resto del cuerpo y la vieja quemadura seguía condenando a mi mejilla izquierda a una eterna adolescencia imberbe. Mi aliento había vuelto de su paseo nocturno por el infierno. Como cualquier otro día. Sin advertencias. Por eso, cuando veáis mi foto en la prensa de mañana me reconoceréis fácilmente. Soy el de la cara de idiota y el plomo en el estómago.
Harriette me dijo una noche en el Korova que si me tropezaba con el miedo no sabría reconocerlo. Estaba equivocada. Ahora lo sé. El miedo es darse cuenta de que has perdido el tiempo y que no podrás volver a perderlo; apunta a la espalda y escupe 600 poemas del calibre 45 por minuto a través de la garganta de una Thompson. En pocos segundos, el miedo huele al sudor de toda una vida y dibuja mi sombra y la de otros seis infelices arrodillados frente a la pared de un mugriento garaje de esta puta ciudad sin ley.

The Chicago Daily News • 14 Feb 1929
Seis empleados de un almacén del norte de la ciudad, han sido hoy asesinados con arma de fuego y un hombre ha resultado herido cuando un grupo de cuatro personas (dos de ellas con el uniforme de la policía de Chicago) ha asaltado el garaje donde la compañía, propiedad del gánster Bugs Moran, tiene sus oficinas centrales. La policía confirmó que las víctimas han sido tiroteadas, presumiblemente alineadas frente a la pared, como en la ejecución de un pelotón oficial de fusilamiento […]

Time • 2 Sep 1951
[…] Las primeras sospechas recayeron en Al Capone, líder del crimen organizado en la ciudad. La banda de Moran operaba en el North Side y se había convertido en el mayor obstáculo para el control del contrabando de licor en el área metropolitana de Chicago, secuestrando envíos de whiskey desde Canadá y borrando del mapa a importantes aliados de Capone como Patsy Lolordo. No obstante, la investigación oficial no encontró pruebas que relacionaran aquel baño de sangre con Capone, que se encontraba en Miami el 14 de febrero y nadie fue juzgado por los asesinatos.
Un reportero del Tribune preguntó a Moran acerca de los rumores que afirmaban que quizá fue realmente la policía quien cometió los asesinatos. Moran, sonrió al responder: usted debe ser nuevo en la ciudad, señor. Sólo Capone mata así.


_ ¿Qué hay agentes? ¿Podemos hacer algo por ustedes?
_ Sí, puedes cerrar la boca.
Adam Heyer (Milton Frome) · La matanza del día de San Valentín

13 Comentarios:

At 23 abril, 2008 09:26, Blogger El Vizconde Valmont dijo...

Le sigo todavñia con deleite y admiración. Qué grande, "Desde Compostela a su pesar".

 
At 25 abril, 2008 19:31, Anonymous Anónimo dijo...

No se si estaran ustedes ahitos de parabienes, pero no puedo mas que descubrirme otra vez ante su nuevo relato.
Cada vez que los leo me suelo decir que ya han alcanzado su techo...pero eso viene ocurriendo cada vez desde hace mucho tiempo.
La parte a proposito del que hizo el trabajo y se relaja en el club...impagable!!!
Mil gracias por la entrega. Tienen en mi un incondicional. Para cuando todo esto en papel aspero amarillento?

 
At 29 abril, 2008 12:57, Blogger Ediciones dijo...

Hola, os escribo desde Madrid para declarar mi admiración por vuestro blog. Lo sigo desde hace unos meses y me parece de los dos o tres más originales qeu visito.

Tengo un peuqeño proyecto editorial en marcha que pretende ser el punto de partida para gente qeu escribe muy bien pero a la que nadie da oportunidades, porque las editoriales ya tienen a sus preferidos y de ahí no se mueven ni arriesgan.

Por un lado, quisiera proponeros un intercambio de enlaces. El vuestro ya aparece en nuestra lista: http://www.legados.org/links.htm

Nuestra intención es divulgar nuestra librería: www.libreria.legados.org

Y por otro lado se me ocurre proponeros una edición en papel de vuestro blog. El proceso de edición a veces es lento, pero todo es ir hablando. Y no trabajo como autoedición. Yo corro con todos los gastos.

Mi correo: legadosediciones@gmail.com o bien info@legados.org

Mi nombre: Agustín Sánchez Antequera

Mi respeto y mi admiración por vuestro trabajo.

Un saludo

 
At 29 abril, 2008 16:08, Anonymous Anónimo dijo...

Los tipos duros no sólo no escriben blogs, si no que además puede que tampoco escriban en papel grueso y amarillento.

Dentro de poco ya no habrán tipos duros por estos lares.

 
At 30 abril, 2008 00:46, Blogger BORJA F. CAAMAÑO dijo...

De nuevo, me he acercado por el Korova para degustar uno de vuestro combinados... endiabladamente buenos.

"Los remordimientos son de color rojo y desaparecerán con 2 dólares en tintorería."

Sencillamente brutal.

Un fuerte abrazo desde el Otro Lado.

 
At 30 abril, 2008 07:46, Blogger borrasca dijo...

Jake me encantó tu definición de Miedo: "El miedo es darse cuenta de que has perdido el tiempo y que no podrás volver a perderlo". Creo que sólo en ese momento lo puedes sentir realmente.

Besos borrascosos

 
At 01 mayo, 2008 22:48, Blogger Auggie Wren dijo...

Ya era hora de un buen homenaje a uno de los hechos más famosos en la historia de la mafia.

En cuanto al otro tema que se habla aquí, decir solamente que ese "anónimo" se me ha adelantado. Ese papel amarillento del que se habla, ¿le sumará o le restará encanto al asunto?

Un saludo, y un gin tonic a su salud.

 
At 08 mayo, 2008 12:20, Anonymous Pejooe dijo...

Te disparo la octava bala, un placer vaciar el cargador por estos lares.

Saludos

 
At 13 mayo, 2008 10:39, Blogger El Vizconde Valmont dijo...

Le deso un pronto restablecimiento, maestro.

 
At 22 mayo, 2008 07:03, Blogger ele de lauk dijo...

Hello mister ! Le molestaria que lo linkee ? Me encanta como escribe .
Contesteme plz, por si o por no .
Thxs , ele .-

 
At 22 mayo, 2008 21:12, Blogger PERRO MALO dijo...

espero con ansía enfermiza una nueva entrega de su brillante prosa. Es imposible aburrirse con ustedes aunque eso ya lo sabrán...
otro incondicional

 
At 31 mayo, 2008 19:16, Blogger El Vizconde Valmont dijo...

El viejo Hemingway se me acercó el otro día, me dijo que me esperaba con Scott para tomar unos tragos. Trató de adularme diciendo que yo era el segundo mejor. Scott ya estaba borracho. Les dije que no tenía ganas, que hubiera preferido ir de tazas con Alvite.

 
At 03 junio, 2008 12:12, Anonymous Anónimo dijo...

Piensas que estos 2 olvidados de la vida son Alvite??

Bueno, al menos eso es un cumplido para ellos.

 

Publicar un comentario

<< Home